sábado, 6 de noviembre de 2010

Cómo no vestirse para una entrevista de trabajo

OfficeTeam elabora una lista de atuendos surrealistas descritos por managers de Recursos Humanos


 ¿Llevarías un disfraz de gato a una entrevista de trabajo? ¿Y una camiseta de Star Trek o una minifalda y medias de rejilla? ¿No? Entonces ya tienes ventaja frente a los candidatos descritos en una encuesta a 670 managers de Recursos Humanos de la firma OfficeTeam, según informa cnnmoney.com.

A estos managers se les ha pedido que rememoren los atuendos más extraños que hayan visto en sus entrevistas de trabajo, y sus respuestas no tienen desperdicio. Uno de los jefes de RRHH mencionó “un sombrero loco”, “un top sujetado por un enorme pin de seguridad” y “una manta a modo de chal”. También comentó una mujer que se presentó a una entrevista de trabajo con un traje de lentejuelas, y un chico con un “chaleco de cuero sin camisa”. 

Desde luego, cada vez más, el atuendo en el trabajo se está volviendo más casual, pero ¿pantalón corto, chancletas de playa o “bañador y pareo”? Quizás es demasiado para las compañías.

“No deduzcas que no hace falta que te arregles, aunque la empresa que te vaya a entrevistar tenga un ambiente muy casual”, aconseja Robert Hosking, director ejecutivo de OfficeTeam.

“También es una buena idea probarse el conjunto antes de la entrevista, para asegurarte que te queda bien y te hace sentir seguro, al fin y al cabo, lo que quieres es proyectar profesionalidad y vestir con algo que no distraiga a los entrevistadores ni les haga dudar de tu juicio”, añade.

Es una lástima que nadie avisara a los que llegaron en ropa de deporte, “con tejanos rotos” o, en una escena memorable, “con el uniforme del antiguo trabajo”
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario