jueves, 27 de mayo de 2010

"QUINCE DÍAS DE FUEGO"

Hace unos días recibí un precioso regalo, de una de mis mejores amigas. Se trata de un libro de poesía, escrito por Mario Lourtau (su hermano pequeño), licenciado en filología inglesa y profesor en el Colegio Español de Rabat. Le han concedido el Accésit del Premio Adonáis 2009. Os dejo uno de sus poemas, para que comprobéis lo bien que escribe.

ADENTRARSE EN EL BOSQUE

BUSCAR un corazón entre las ramas afiladas del espino
conduce al desaliento. Mejor es adentrarse
de lleno en la espesura, caminar sin zozobra
aunque no haya caminos, sentir cómo respiran
las plantas y los seres de este bosque.
Avanzar es posible: el óxido que blande los pechos
de las rocas, el carámbano estancado tras la lluvia,
los ruidos de las fieras y el constante peligro
no suponen algún impedimento. Añoro, sin embargo,
la paz del limonero, el trino acompasado del jilguero,
el olor que perdura después de acariciar un cuerpo triste.
Aquí, sobre la hierba, rodeado de pinos y de hayedos,
huele a tarde silvestre y se filtran despacio,
como agujas necesarias para bordar un sueño,
los últimos rayos con que declina el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario